Mis traducciones – María José Furió /Liu

Jimmie Durham, en Dominó Caníbal

Jimmie Durham para Sala Verónicas

El experimento propuesto por Cuauhtémoc Medina, Dominó Caníbal, consistió en que una serie de artistas utilizaran la Sala Verónicas, en Murcia, para exponer un proyecto que tomaría algo del trabajo del artista precedente. Como un dominó, cada pieza incluía otra previa con un punto nuevo. Alguien puede romper el pacto y eliminar todo lo anterior, como hacen Bruce High Quality Foundation, quienes se cargan a Jimmie Durham, y su Rescate de lo profano, y el Viacrucis, de Cristina Lucas. La prepotencia norteamericana queda  corregida por su sucesor, el sudafricano Kendell Geers, que trabaja sobre los conceptos de animismo, y de intensificación de la carga simbólica de los objetos de culto, por su arraigo en el territorio , contra el congelamiento de ese significado y su neutralización si se lleva el objeto a un museo.

Este proyecto de Arte Contemporáneo, realizado en la Sala Verónicas de Murcia a lo largo de 2010, se completa con el libro que publica Ediciones Polígrafa. En el catálogo, un surtido de entrevistas, textos de expertos, de críticos, o de los artistas que intervinieron, muestran, examinan y cuestionan o defienden las claves del trabajo de cada uno de ellos, su colisión o su complementariedad.

La reflexión, como es costumbre en el arte contemporáneo más actual, es fascinante en sus planteamientos. Con agudeza, habla de la posición del hombre moderno en su relación con el presente y el pasado, tomado como archivo estable o como depósito de memoria discutible. Los artistas subrayan movimientos, actuaciones con un sentido más o menos oculto, pero unos y otros consiguen señalar el aspecto no profano de tantas cosas que hacemos y que nos parecen aletargadas en un discurrir prosaico.

Así presenta la página ESPACIO AV a Jimmie Durham, rompiendo el hielo y moviendo ficha en primer lugar.

«Jimmie Durham abre la partida del proyecto Dominó Caníbal, tomando el sitio de la exhibición -la antigua Iglesia de Verónicas en Murcia, España- como el eje para cuestionar la división entre el adentro y afuera del espacio sagrado occidental: lo mismo el templo religioso como la sala de exhibición. 
Durham ha ocupado la nave de la ex-iglesia como el repositorio de una colección heteróclita de objetos, residuos y cosas: la fosa común, la clasificación subversiva o el mapa residual del mundo. El nudo de la operación consiste en introducir en el templo religioso y estético, “lo profano” en su sentido etimológico más hondo: todo lo que queda “ante el templo”, es decir que está “antes” del festín o que es excluido para investir la pureza espacial del sanctum. Trozos de cemento, alambre, refrigeradores, barriles, fragmentos de vidrio y residuos de “lo sagrado”, vendrán a comentar el espacio de la sala de exhibición en el intento descomunal de conectar el interior del templo con todo aquello que expulsó para ser sacralizado, es decir, convertirlo en una especie de “templo de la confusión”.

El resultado es una invasión que perturba la noción occidental de una espacialidad trascendente definida por negar el caos, lo vivo y la contaminación del mundo. Si este bricolage  alberga un mapa de ese mundo excluido por el artificio religioso, es porque resiste toda representación y metáfora, es decir, cualquier dispositivo que entiende “sentido” como rechazo a la inmanencia. Por un lado, el proyecto es resultado de un comportamiento de investigación de lo concreto: el inventario de lo que Durham recolectó por espacio de un mes en la ciudad de Murcia y su entorno alberga el resultado de los recorridos que por espacio de un mes Jimmie Durham ha venido haciendo en la ciudad de Murcia y la región de su entorno, excavando tanto su arqueología industrial, la superposición de niveles de cultura y violencia que la componen y estableciendo una constante conversación con sus habitantes.  El objetivo es, efectivamente, traer a colación el “todo” excluido del templo, no sólo por la masa del yacimiento acumulado, sino por que cada cosa introducida en la iglesia arrastra aquello que le es próximo, lo que le sustituye y lo que implica por contacto. Técnicamente, podríamos decir que la instalación de Jimmie Durham es un enorme festín metonímico. 
Para efectos de Dominó Caníbal, el proyecto que por un año hará a otros seis artistas trabajar interviniendo, destruyendo, resignificando y devorando el banquete que Durham ha creado, la instalación de Durham implica haber abierto el juego con algo así como 28 mulas de 6 o haber profanado el templo con el cadáver del todo. El desafío que Jimmie Durham ha dejado a Cristina Lucas, The Bruce High Quality Foundation, Kendell Geers, Tania Bruguera, Rivane Neueschwander y Francis Alÿs que a lo largo del 2010 intervendrán  la Sala Verónicas de Murcia quizá se pueda resumir en imponer un mandato monstruoso: “Bring that stuff in Here!” Es decir, sigan contaminando el falso paraíso.”

Cuauhtémoc Medina, Comisario.
JIMMIE DURHAM  es escultor, ensayista y poeta. Nacido en 1940 en los Estados Unidos, entró en contacto con las artes a consecuencia de su implicación en el movimiento de defensa de los derechos civiles de los años sesenta. Entre 1973 y 1980, Durham fue organizador político del movimiento de los indios americanos y trabajó como director del International Indian Treaty Council y como representante de las Naciones Unidas.  A principios de los ochenta, Durham volvió a centrar su atención en el arte, utilizando desechos y otros objetos encontrados para crear una escultura que planteaba un radical desafío a la representación tradicional del indio norteamericano. En 1987 se trasladó a Cuernavaca, México, y en 1994 a Europa.
Comprometido con los movimientos activistas anticolonialistas, su obra arremete contra las manifestaciones actuales de la cultura colonialista. Cuestiona la vigencia del discurso artístico normativo y su forma de transmitirlo mediante la modificación del lenguaje institucionalizado, ironiza sobre el racionalismo eurocentrista, lo subvierte y ataca desdibujando su lógica en unas propuestas que se pueden considerar performativas.

Es significativa la introducción de piedras en sus piezas de 2004,  elementos que hablan de la relación del ser humano con la Naturaleza (una Naturaleza que en el periodo Ilustrado se definió en contraposición al hombre, cuando se sentaron las bases de la Igualdad entre ciudadanos blancos europeos). Sin embargo, en otras culturas la Naturaleza no se entiende en contraposición al hombre, sino que éste forma parte de él.»

Guardar

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog Stats

  • 10,276 hits

María José Furió /LIU

La maldición de Old Haven en Amazon

La mentira en Amazon

https://www.amazon.es/mentira-Mar%C3%ADa-Jose-Furio/dp/8439701829/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1491837468&sr=8-1&keywords=la+mentira+furi%C3%B3

Lecciones de Literatura Universal en Amazon

%d bloggers like this: